¿Cómo establecer un negocio en una Oficina Virtual?

¿Cómo establecer un negocio en una Oficina Virtual?

Nadie dijo que iniciar un negocio fuera una tarea fácil. El liderazgo y el pensamiento estratégico del emprendedor son tan importantes en esta misión como la elección del espacio de trabajo y la imagen empresarial que se quiere dar a los clientes frente a la competencia.

Sin duda, una oficina virtual puede facilitar esta tarea, pues al tratarse de un inmueble de tipo corporativo, las instalaciones proyectan, de manera más clara, el giro empresarial de las pymes y los emprendedores que contratan sus servicios.

Pero una oficina virtual, no son solo inmuebles e infraestructura, también ofrecen otros servicios y comodidades que resultan altamente beneficiosas para las pequeñas y medianas empresas, tales como un domicilio fiscal, recepción de paquetería y llamadas telefónicas, sala de juntas y oficinas propias, espacios para coworking, cafetería, entre otros más.

A menudo los beneficios de una oficina virtual son desconocidos por empresarios que no quieren arriesgar mucho invirtiendo al principio de su negocio, lo que impide que crezcan como empresa, cuando tal vez podrían invertir en la renta de este tipo de oficinas sin hacer un gran gasto a diferencia de una oficina tradicional.

Puede interesarte: Entérate de cómo una Oficina Virtual puede ser Domicilio Fiscal

Con una oficina virtual puedes acceder a todos los beneficios de una oficina como actualmente las conocemos, sin generar un gran gasto e implica la compra de más insumos y tu personal. 

Una oficina virtual, en cambio, puede contratarse desde unas horas hasta por varios meses, todo depende de las necesidades que tenga tu negocio.

Sigue leyendo porque te contaremos: ¿cómo establecer un negocio en una oficina virtual?

Establece metas y objetivos claros para rentar una oficina virtual

Para establecer un negocio en una oficina virtual, es básico que sepas cuáles son las metas y los objetivos que tienes como empresa. Por eso, debes saber distinguirlas entre sí, mientras que las metas son más cualitativas y tratan sobre tus expectativas e ideales a largo plazo, los objetivos son más aterrizados y definen los pasos a seguir para que logres lo que deseas.

Para saber cuáles son tus metas y objetivos con más claridad, tienes que conocer la necesidad que tu producto o servicios están cubriendo de la población, debes conocer a tu cliente. ¿Es alimentación? ¿Ocio y entretenimiento? ¿Transporte? 

 Y también te preguntarás: ¿qué relación tiene lo dicho con la renta de una oficina virtual?

Bastante

Puede ser que vendas un jugo muy completo en nutrientes para que los oficinistas desayunen y no pierdan mucho tiempo de camino al trabajo. Entonces, tal vez necesitas un espacio más industrial como una fábrica. Saber esto, ya te dio la clave para pensar un objetivo: adquisición o renta de un inmueble grande y espacioso.

Pero si lo tuyo entra en el e-commerce, puedes gestionar y administrar las ventas y entregas de tu producto desde tu casa y dirigir el pago de una renta mínima para que realices tus reuniones con clientes o colaboradores. Tal como lo haces en una oficina virtual.

De acuerdo a lo que deseas lograr como empresa en un plazo de tiempo, puedes definir y buscar mejor el espacio de trabajo que necesitas. Y una oficina virtual sería lo indicado si tu personal no es mucho y ha probado trabajar bien de manera remota, tu negocio apenas está despegando y tus inversiones persiguen otras prioridades. 

En ese mismo sentido, puedes decidir sobre qué servicios contratar y por cuánto tiempo si te decides por una oficina virtual.

Conoce los 10 beneficios de contratar Virtu-Office para tu empresa

Tal vez, al principio o en los primeros años tu trabajo y el de tus colaboradores puede llevarse a cabo en casa y de modo virtual, pero necesitas un espacio corporativo para juntas con clientes, cerrar contratos con proveedores o capacitaciones y, entonces, la oficina virtual se vuelve una excelente opción.

Los servicios que una oficina virtual te ofrece son los que te presentamos a continuación:

  1. Domicilio fiscal  (SHCP, SAT)
  2. Domicilio administrativo  (IMSS)
  3. Domicilio comercial  (Clientes y proveedores)
  4. Recepción o lobby
  5. Atención a llamadas
  6. Recepción de paquetería y mensajería
  7. Personal (Asistente temporal, Seguridad)
  8. Alimentos y bebidas
  9. Muebles corporativos
  10. Salas de juntas
  11. Internet, televisiones para proyección.

Además, por si fuera poco este tipo de inmuebles suelen ubicarse en colonias o unidades corporativas reconocidas y de prestigio en las ciudades donde se encuentran. Por lo que tu pequeña o mediana empresa podrá codearse entre grandes empresas con más trayectoria, al mismo tiempo que proyecta seriedad ante los clientes. 

Ahora ya sabes cómo establecer un negocio en una oficina virtual. Las oficinas virtuales son la clave para los negocios que emergen o están en crecimiento. Siéntete todo un líder empresarial y cuida la imagen de tu negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *